Archivo

Posts Tagged ‘Lolicon’

¿Se están acabando las ideas para crear Anime?

2012/01/15 5 comentarios

En los últimos años la pregunta: ¿se están acabando las ideas para crear anime? Ha creado gran inquietud en aquellos fanáticos que no gustan mucho de las temáticas que ofrece el anime actualmente. ¿Pero de verdad es esto totalmente cierto?

Esta interrogante sobre las ideas para crear anime ha ido cobrando mucha fuerza conforme pasa el tiempo, y es que esto no es para menos, ya que basta una mirada a las entregas que salen temporada a temporada para darnos cuenta del excesivo reciclaje tanto de argumentos como de personajes, que irremediablemente han colmado de monotonía al anime. A Pesar de este indicador, yo no pienso que el declive argumental se deba a una decadencia en las ideas, si bien es verdad que nada es interminable, no me parece que hayamos llegado aún a ese trágico destino, y la respuesta a este problema es mucho más lógica y está ligada al objetivo primordial de una industria como el anime.

Este contenido vende y esto es una industria

Mi argumento sobre el refrito de ideas que aqueja a la industria —aunque suene agresivo—, tiene como principal responsable a los fanáticos. ¿Por qué responsabilizo a los fans? Sencillamente porque el anime es un “negocio”, y como tal, su principal objetivo es obtener un beneficio económico. Como es normal, para que un negocio resulte, este debe ser rentable, y es aquí donde entran los fanáticos, ya que ¿para que cambiar los actuales esquemas dominantes, si estos funcionan de maravilla y le gustan a la mayor parte del público?

“Levantarse las faldas es bueno para atraer fanáticos” (Kiss x Sis).

Actualmente el contenido predominante todos lo conocemos: ecchi, moe, harem, lolicon y todo tipo de fanservice. Y también aquellos que alguna vez nos realizamos la pregunta con que iniciamos este artículo, sabemos que este tipo de obras son mayormente historias sin pies ni cabeza, diseñadas únicamente para atraer al público morboso, fetichista y que se conforma con sólo ver tetas y traseros en situaciones sugestivamente sexuales. Es precisamente esta carencia argumental lo que ha logrado que estos elementos sean los más económicamente benéficos en la historia del anime. Digo esto porque este tipo de anime es muy fácil de realizar, ya que los creadores no deben quemarse las pestañas pensando en un argumento medianamente elaborado, y esto se hace más fácil gracias a la animación por ordenador, dando como resultado unas ganancias cuantiosas con un mínimo de esfuerzo.

De todos estos elementos que menciono como predominantes y causante de este declive, sin duda el más problemático es el Ecchi. La mayoría de las series de este contenido suelen ser historias totalmente absurdas que sólo apuntan a despertar la libido de los televidentes. Y es tal el éxito de este elemento que se ha logrado inmiscuir en temáticas que a simple vista parecerían ajenas, un claro y reciente ejemplo es la serie High School of the Dead, una obra que raya en lo ridículo con su mezcla de zombies y tetas (claro, más tetas que zombies) y que lamentablemente ha penetrado muy profundo en la mente de los fanáticos. Y así como ésta podríamos hablar de muchas otras obras engañosas, que vilmente alegan contener argumentos interesantes cuando en realidad estos pseudo-argumentos se esfuman intencionalmente bajo las situaciones morbosas.

High School of the Dead: tetas, tetas, tetas, tetas y, ¿zombies?

Las alternativas

¿Pero entonces esto quiere decir que los fanáticos que no gustamos de esto estamos condenados? Bueno, de manera estricta esta pregunta tiene una respuesta afirmativa, pero hago hincapié en “estricta”, porque existen algunas alternativas para no verse forzado a ver este tipo de obras o en caso más trágico desistir de su afición. Las alternativas que propongo son las siguientes:

  • Checar los trabajos del Studio 4ºC, si bien no son muchos su calidad y originalidad es exorbitante — Artículo sobre 4ºC.
  • La animación independiente de manos de directores como Kunio Kato, Makoto Shinkai, Koji Yamamura, Yasuhiro Yoshiura e Ishida Hiroyasu, es una excelente opción de obras entrañables y rebosantes de frescura.
  • Recurrir a obras de antes del siglo XIX —lástima de aquellos que tienen prejuicios sobre la animación de antaño—.
  • Pescar una de las poquísimas obras que se logran salvar cada temporada.

“Fanservice por todos lados” (Ladies Vs. Butler).

Pues estas son las alternativas existentes que propongo. Aunque si desean un alternativa mucho mejor, los invito a iniciarse —si es que aún no lo hacen— en la lectura de mangas, ya que si de verdad gustan de las historias bien elaboradas se darán cuenta que el manga a diferencia del anime está bastante copado de obras muy bien trabajadas, con historias interesantes y muy variadas.

Dejar en claro que nada de esto es intrínsecamente malo, lo malo radica en la exorbitante cantidad de obras de este tipo hecho que no lleva a otro puerto que al de la monotonía y la sobrexplotación. La cuestión de todo esto es lograr un balance, ya que si por el contrario la mayoría de las obras fueran de argumentos intrincados y trasfondos profundos, seguramente habría mucho más fanáticos molestos. Aunque no olvidemos que esto es un negocio y como tal el beneficio económico es lo que mueve los hilos.

En conclusión, las ideas para crear nuevas obras de anime no están escaseando—si así fuera ¿por qué el manga sigue tan pleno?—, sencillamente es una figuración ante la monopolización por parte de estudios y directores para explotar al máximo esos argumentos que tanto éxito tienen entre los fanáticos conformistas.

Anuncios
Categorías:Anime, Opinión Personal Etiquetas: , , , ,