Archivo

Posts Tagged ‘Horror’

Recortando la temporada: Anime para verano 2014

Recortando Summer 2014

Antes de pasar a lo que compete a esta entrada, deseo, apelando a su paciencia, tomarme unos momentos para comentar un poco la situación general de este espacio a raíz de esa última entrada en la cual anuncie mis intenciones por incursionar en la creación de video podcast colaborativos, y en la cual también externe —y puse como principal motivo para dichas intenciones—  el agobio y frustración mental que me sobrecogían cada vez que me sentaba frente al teclado.

Desde que hice de su conocimiento mis intenciones por volcar mi tiempo en un nuevo proyecto han pasado ya poco más de dos meses, tiempo más que suficiente para que ustedes se estén preguntando ¿cuándo iniciará el proyecto? O, ¿en que fase se encuentra? Bueno, lamento informar que de momento no vamos a ningún lado con dicho proyecto. La razón de ello es debido a que dentro de los escasos fanáticos que atendieron mi invitación a través de los diferentes sitios a los cuales recurrí, ni uno sólo tenían el más mínimo interés ni por el anime clásico ni por el manga, lo cuál aún me inquieta siendo que en todos los sitios que publique el anuncio hice énfasis en este detalle.

Cualquiera consideraría este un fracaso rotundo (siendo sincero lo es), sin embargo, estos dos meses me han servido para reflexionar sobre todo lo relacionado con este espacio, y pensar las cosas más claramente sobre lo que deseo para su futuro. Así que puedo decirles que si bien la invitación resulto infructuosa, no voy a quitar el dedo del renglón, y de hecho voy a tomar el toro por los cuernos al proponer la idea directamente con bloggers activos que encajen en el perfil que busco, aunque con el ligero cambio de que el proyecto ahora sería un podcast simple, es decir, sólo audio. De igual forma, y ya para no extenderme más en esto, mencionar que independientemente de la cristalización o no del proyecto, continuaremos con el contenido escrito, aunque claro en la medida que las nuevas obligaciones lo permitan, ya que si hemos mantenido este espacio durante más de dos años de esta forma, no hay razón para desistir ante problemas que han estado ahí desde un inicio.

A path is something you create as you walk it. The ground you’ve trodden hardens, and that’s what forms your path. You’re the only one who can create your own path. Walk on your own. If you haven’t given up yet, that is.

Cross Marian (D.Gray-Man)

¡El verano ya está aquí! Y con el no sólo llega este calorcito que nos hace querer ir a la playa o a la piscina, tomar bebidas refrescantes y vestir ropa ligera y sandalias. También trae de la mano una nueva dosis de anime que, a primera vista, luce muy disfrutable e interesante, tanto como para quedarse en casa con algo refrescante en un lado. Es por ello que a través de Habitación Otaku te contamos cuales son nuestras preferidas:

El misterio y horror se apoderarán del verano

El misterio y horror se apoderarán del verano

Título: Tokyo Ghoul

Tipo: Serie

Fecha de estreno: 3 de julio

La historia se ambienta en Tokio, donde extraños asesinatos han sido cometidos… dejando un extraño liquido como evidencia en los crímenes. Ante este extraño patrón la policía concluye que se trata de algún tipo de “Ghoul” devora hombres. Kaneki Ken es un chico de universidad que creen que los ghouls están haciéndose pasar por humanos, siendo esta la razón de que nadie se haya topado con ninguno… y puede que su teoría tenga bastante de verdad, más de la que se puede imaginar.

A través del misterio, la violencia, los seres sobrenaturales, elementos psicológicos, referencias a Osamu Dazai y Franz Kafka, y especialmente una animación de altísimo nivel técnico que cobija y potencia el argumento a niveles completamente diferentes a los mostrados en el manga original, es que Tokyo Ghoul se presenta como uno de los lanzamientos más atractivos para esta época del año. Una obra que sin lugar a discusión posee un potencial tremendo para complacer por completo el paladar de todo fanático de las series de misterio y horror. Entre sus credenciales se cuentan sus 10 tomos recopilatorios, así como ubicarse entre los 30 mangas más vendidos a lo largo de todo el año pasado.

+ Info:

Tributo a la noble arte del Kamishibai

Tributo a la noble arte del Kamishibai

Título: Yami Shibai

Tipo: Serie

Fecha de estreno: por definirse

Yami Shibai es una historia ilustrada cuya temática son los rumores y las leyendas urbanas que han circulado a lo largo de la historia por Japón y animada mediante la técnica del “kamishibai”, o lo que es lo mismo, usando figuras de papel y pergaminos.

A través de las anteriores entregas siempre nos abstuvimos de incluir lanzamientos que tuvieran relación, ya fuera de precuela o secuela, con obras recientes; sin embargo, siempre hay una excepción, y es que Yami Shibai sin duda merece ser mencionada como una de las indispensables en la lista de todo fanático. Pero, ¿qué hace tan especial a esta serie de historias cortas como para ponerla en pedestal? Fácil sería presentarla como una apuesta totalmente refrescante, con una base narrativa tanto argumental como visual digna de elogio y de provocar todas las sensaciones a las que apela el terror. Pero hacerlo sería quedarnos cortos, ya que no es sólo una bocanada de aire fresco, sino también una obra que rinde un merecido tributo a la noble arte del Kamishibai, que durante varios siglos sirvió como uno de los métodos predilectos de enseñanza en el pueblo japonés, y que incluso cautivo a genios del manga como Shigeru Mizuki. Y de manera semejante tenemos toda esta conexión con la riqueza del más claro folclore japonés, en donde también se incluyen las cuantiosas leyendas urbanas que forman parte ya de la identidad del país del sol naciente.

+ Info:

casfsd

“Aprieta el gatillo del mundo”.

Título: Zankyou no Terror:

Tipo: Serie

Fecha de estreno: 10 de julio

En un día de verano… De repente, una inmensa bomba explotó en Tokio. Los culpables tras el ataque terrorista que despertó a esta nación complaciente, sólo eran dos chicos. Los culpables, ahora conocidos como “Sphinx”, comenzaron un juego masivo que envuelve a todo Japón.

Yoko Kanno en la música, Shinichiro Watanabe en los controles… ¿¡qué más podemos pedirle al mundo, señores!? No cabe la menor duda de que tener a estos dos colosos de la industria compartiendo escena, ha hecho que Zankyou no Terror sea, por encima de su argumento, el máximo foco de atención proveniente de la animación original. Pero no nos quedemos ahí, el argumento que Watanabe estará dirigiendo bajo la animación, la preciosa animación del estudio Mappa, luce sumamente interesante y prometedor de la mano de esta exploración de uno de los temas más preocupantes de los últimos años: los ataques terroristas. Un thriller que seguro dará de que hablar, y mucho.

+ Info:

El fenómeno del Mahou Shoujo regresa

El más grande fenómeno del Mahou Shoujo regresa a la TV

Título: Pretty Guardian Sailor Moon: Crystal

Tipo: Serie

Fecha de estreno: 5 de julio

Usagi Tsukino es una estudiante de segundo curso un poco torpe y llorica, pero que siempre está llena de energía. Un día se encuentra con Luna, un gato negro con una luna creciente en la frente, y se transforma en “Sailor Moon”, una guerra del amor y la justicia que luce un traje especial. Elegida como la guardiana de la justicia, a Usagi se le encomienda la misión de encontrar el “Cristal de plata ilusorio” junto a otras Sailor y de proteger a la Princesa. Mientras tanto, la Reina Beryl, realeza del Reino Oscuro, envía secuaces a la ciudad en la que vive Usagi para arrebatarle el Cristal, que resulta ser un objeto con un poder inmenso. Y entonces, extraños sucesos comienzan a darse… ¡¿Podrá Sailor Moon, acompañada del resto de Sailor, encontrar el Cristal y proteger a la Princesa?!

¿Qué más se puede decir de la máxima creación de Naoko Takeuchi que no haya sido dicho ya?  Sailor Moon es una obra que no requiere presentación alguna, no sólo dentro del territorio japonés, sino también a nivel mundial. Estamos ante el retorno del máximo icono en la historia del Mahô Shôjo. Una serie que se extendió a lo largo del orbe cautivando al público femenino y masculino por igual rompiendo las barreras demográficas. Anime que nos hará evocar los mejores momentos de nuestra infancia, y para los fanáticos de latinoamérica, sin duda rememorar aquella época dorada en donde la animación nipona era pieza fundamental de la programación en la TV abierta.

+ Info:

Pues hemos llegado al final de las recomendaciones. En esta ocasión enfocadas exclusivamente a la parte destinada a la pantalla chica y dejando a un lado lo habitual que era incluir también producciones cinematográficas. Pero tampoco queremos desentendernos por completo y sólo les recordamos tener un ojo sobre la nueva producción de Ghibli, Omoide no Marnie, ya que polémica o no últimamente para el estudio, Ghibli siempre será la más grande máquina de sueños del país del sol naciente.

¡NOS VEMOS EN LA PRÓXIMA TEMPORADA!

Perfiles (V): Junji Ito

Junji Ito Cabecera

El horror, a diferencia de otros géneros los cuales buscan comunicar a su audiencia múltiples emociones y diversos mensajes, es un género sumamente sencillo en donde la meta única y fundamental es provocar una de las sensaciones más básicas del ser humano: el miedo. Pero aunque el objetivo es sólo uno, la tarea de llevarlo a cabo no siempre resulta sencilla, e incluso el género ha pasado por momentos muy sombríos como lo fue casi toda la última década del siglo pasado. Pero sería aún durante el dichoso siglo —más específicamente en 1998— que con la cinta The Ring, dirigida por Hideo Nakata y adaptando la novela escrita por Koji Suzuki, que la industria cinematográfica vio la luz al final del túnel, y nosotros… Bueno, nosotros fuimos testigos por primera vez de la especial mística que poseen los japoneses para ponerlos los pelos de punta y la piel chinita.

Este asalto de los nipones sobre el cine de horror, hizo que todos los fanáticos del género volteáramos hacía el país del sol naciente en búsqueda de más contenido, y ello nos llevo a darnos cuenta que no sólo el séptimo arte japonés podíamos encontrar este contenido tan embrujador, sino que la industria del manga, la colosal industria del manga, es un nicho boyante para degustar este estilo de los japoneses  en donde se mezclan la infinidad de leyendas urbanas y la parte sobrenatural que componen su  folclore. Aún así, no son muchos los artistas abocados a dicho género que han alcanzado una relevancia que va mucho más allá del círculo de aficionados especializados, y de entre ellos, el nombre más conocido el de Junji Ito, autor que con sus historias excéntricas a más no poder y un estilo de dibujo al que llamar bizarro es quedarse corto, ha no sólo conquistado a lectores de manga a nivel mundial, sino también a la industria cinematográfica nipona.

Espirales, espirales everywhere...

Espirales, espirales everywhere…

Junji Ito nació el 31 de julio de 1963 en la prefectura de Gifu, perteneciente a la región de Chûbu. Desde una etapa muy temprana de su vida, Ito comenzó a recibir la influencia del manga y del horror, ello debido a los dibujos que realizaba su hermana mayor, así como el arte de los primeros trabajos de Umezu Kazuo, el clásico mangaka conocido por ser el “padre del manga de horror”. Y pese a que en 1987 Ito ganó una mención honorifica en los prestigiados premios Umezu Kazuo, por una historia corta que él envío a la revista mensual especializada en horror, Gekkan Hallowen, él aún continuaba alternando entre el manga y su carrera como odontólogo, de la cual se licenció en la Universidad de Nagoya.

La llegada de Junji Ito a terreno profesional fue todo lo que cualquiera que se quiera dedicar al mundo del manga desearía. A través de las páginas de la revista Nekumi, Ito empezó a publicar Tomie (misma historia que le ganó la mención honorifica Umezu Kazuo), un manga compuesto en forma de historias cortas que giran alrededor de Tomie, una escolar de belleza sin igual capaz de hipnotizar a cualquiera caballero y convertirlo en una mera voluntad de cumplir cualquier deseo. La aura maldita que rodea a la hermosa Tomie lleva a actos de completa brutalidad: los hombres que caen bajo su embrujo terminan por matarse unos a otros, y las chicas, movidas por los celos, tienen destinos similares. Pero Tomie no se encuentra libre de estos destinos, y a lo largo de las páginas ella es asesinada una y otra vez, sólo para volver a renacer y mantener viva la espiral de brutalidad. Este primer trabajo de Ito se extendería desde 1987 hasta 2001, y le valdría para ganarse el reconocimiento de toda la industria, a la par que se convertiría en su trabajo más representativo y de mayor éxito, al ser adaptado en nada menos que 9 ocasiones a Live Action, siendo la última de ellas en el 2011.

En 1998 Ito comenzaría, en la revista Big Comic Spirit, la publicación de Uzumaki, un manga que a la postre se convertiría en el punto de inflexión de su carrera. En Uzumaki (que literalmente se traduce como “La Espiral”) se nos traslada a Kurôzu-cho, un pequeño pueblo que se ubica en una lejanía muy dentro de las montañas, en donde extraños y paranormales sucesos han comenzados a presentarse, y todos ellos se encuentran relacionados con una forma: la espiral. Pese a que la historia comienza con historias un tanto inconexas, de a poco el autor vamos dejando entrever una línea narrativa principal, y con 3 volúmenes en total, Uzumaki representa, en términos de progresión histórica, el trabajo más extenso que ha desarrollado hasta el día de hoy. A su vez, a través del retorcido y bizarro argumento, Ito plasma la obsesión que posee por las deformaciones corporales, siendo esto uno el principal ingrediente para sobresaltar al lector. Considerado por sus seguidores como el mejor trabajo que ha realizado, la insólita historia tuvo el mismo destino que Tomie, y en el año 2000 recibió una adaptación a Live Action.

Jaws versión Ito.

Jaws versión Ito.

Continuando su relación con la Big Comic Spirit de Shōgakukan, del 28 de febrero de 2002 al 30 de mayo de ese mismo año, Ito sorprendería a propios y extraños con su manga más excéntrico: Gyo. Compuesta por 20 capítulos distribuidos en 2 tomos, Gyo pone de manifiesto que Ito es un autor completamente personal (como el mismo lo reveló en una entrevista para Japanorama), que dibuja lo que al le satisface sin pensar en su receptor. De esta forma de pensar es que nace este triunfo de lo bizarro, en donde lo impensado es la forma básica de la historia, y lo impensado son peces con partes mecánicas y que despiden un hedor insoportable. El éxito de este manga le valdría a para atraer la mirada del medio hermano, y recibir una adaptación en formato de OVA que fue lanzada en 2012. En 2005 lanzó un tomo único de nombre Hellstar Remina, manga en cuyo ceno este gran maestro del género experimenta con temas como la ficción apocalíptica, el horror cósmico, la extinción de la raza humana e incluso se da el tiempo para reflexionar sobre los instintos primitivos del hombre ante un panorama de destrucción y desconcierto.

En 2008 Junji Ito decidió continuar diversificándose como artista, y a través de la revista Magazine-Z, lanzó Ito Junji’s Cat Diary, que representó la hasta hoy única incursión del autor en el género “gag”; sin embargo, y fiel al estilo de su creador, este no es un “gag manga” cualquiera, y si bien no se encuentra clasificado dentro del horror, tiende a generar en el lector esta sensación inquietante que provocan sus otros trabajos. El último trabajo en el cual ha participado es Yuukoku no Rasputin, un manga que adapta la novela semi-biográfica, Kokka no Wana, de Masaru Satou, y en el cual Ito se encargó de poner la ilustración, mientras que el guión corrió a cargo de Takashi Nagasaki. Resaltar que a lo largo de su carrera ha existido una serie de mangas bajo el título de The Horror World of Junji, en los cuales se recopilan las historias cortas que ha ido creando durante su carrera. Por último mencionar que si bien Umezu Kazuo fue su principal influencia, Hideshi Hino, Koga Shinsaku, Yasutaka Tsutsui e incluso H.P. Lovecraft han formado parte de sus influencias, según lo reveló él mismo.

Reseña [Manga]: Mao Dante

 Autor: Hideo Yamamoto  Revista: Young Sunday  Lanzamiento: 1992  Géneros: Drama, psicológico  Demografía: Seinen  Tomos: 1

  Autor: Go Nagai
  Revista: Bokura
  Lanzamiento: 1971
  Géneros: Horror, sobrenatural,         violencia
  Demografía: Shônen
  Tomos: 2

La carrera de Go Nagai como mangaka ha sido amplía, versátil y tremendamente brillante, pero si existe algo de que este maestro del manga pueda jactarse, incluso sobre los grandes referentes de esta industria, es que pertenece a ese selecto grupo que ha logrado inspirar a toda una generación de fanáticos y no fanáticos a nivel mundial, dejado una huella indeleble en niños y no tan niños. Todo ello, por su puesto, en gran medida por su máxima creación, me refiero a la icónica Mazinger Z.

Mazinger Z forma parte de las obras seminales que Nagai ha regalado a la industria del manga y el anime, y a través de la cual introdujo el concepto de súper robots pilotados; tal es la influencia de esta obra que aún al día de hoy —más de cuatro décadas después de su creación— existen canales de televisión por cable que siguen apostando por su contenido. Pero si bien la épica confrontación entre Kôji Kabuto y las fuerzas del malvado Dr. Hell me hace evocar los más gratos recuerdos de mi infancia, cuando pasaba horas interminables jugando con mis figuras de acción de Mazinger, para esta nueva entrada nos estacionaremos en una faceta diferente a la de los súper robots.

Para forjar su prodigiosa carrera como dibujante, Nagai experimento con diversas temáticas bastante diferentes entre si, y una de las facetas que más y que le ha otorgado mayores dividendos es la del horror y la violencia extrema encabezada por monstruos demoníacos. Este lado sin duda es el que a su servidor le ha regalado una de sus obras predilectas del manga en general y no sólo de este autor, hablo de Devilman. Pero hoy no hablaremos de Devilman sino que echaremos la máquina del tiempo un poqutín más atrás, para hablar de la obra que la inspiro, me refiero a Mao Dante.

Sinopsis

Ryo Utsugi, un joven perteneciente a un grupo de alpinismo, sufre, noche tras noche, la misma terrible pesadilla y cada vez esta se vuelve más vivaz. Lo que Ryo ignora es que sus sueños están siendo perturbados por la demoniaca influencia de Mao Dante, nada menos que el Rey Demonio.

Durante una expedición de su grupo de alpinismo, Ryo comienza a oír una voz que lo llama mientras se encuentran refugiados en una cabaña debido a las inclemencias de una fuerte tormenta. Pese a la fuerte tormenta, y los intentos de sus compañeros por detenerlo, este correo como si no hubiera un mañana hasta saltar de un risco, y los más increíble de todo, desaparecer en medio de la nada ante las miradas incrédulas de sus compañeros. Al despertar, se da cuenta de que se encuentra nada menos que en el frío del Himalaya, y justo frente a la cárcel de hielo del gran Mao Dante. Teniendo a Ryo frente a si mismo, Mao Dante ejerce se demoníaca influencia para incitar a Ryo para que destruya los medios que mantienen dormido al gran demonio. Las acciones de Ryo han hecho que Mao Dante despierte de un letargo de dos mil años, y ahora que ha despertado tiene sólo un objetivo en mente: borrar de la faz de la tierra a toda la raza humana.

Go Nagai, El Rey Demonio

Como lo puntualizamos en la introducción, Nagai es uno de los más grandes mangakas que ha engendrado el cómic japonés, y especialmente cuando hablamos del manga de súper robots en donde se erige como uno de los grandes maestros y un total revulsivo para el género; sin embargo, su figura dentro del manga de horror, si bien no deja de ser un referente, no resulta tan influyente o brillante como si lo es su contraparte de los Mechas. De tal forma que para abordar Mao Dante es preciso contextualizar su figura para apreciar en mejor forma este trabajo y su posterior devenir tanto como influencia directa de otras obras, y como un estilo de narrativa visual.

La trayectoria de este autor en el territorio de provocar sensaciones indeseables a los fanáticos evidentemente no es tan boyante y prolífica como otras de sus facetas, y claramente Mao Dante o Devilman, si son vistas desde un contexto actual, contienen niveles de horror muy laxos y en donde las sensaciones vienen más del lado de la extrema violencia que de un diseño de personajes horripilantes y viscerales, o de situaciones de grandes niveles de tensión y sorpresivas para mantener al lector con los nervios de punta. Por ello es importante no perder de vista que estamos hablando inicios de los años 70’s, y de un género que al igual que la mayoría se encontraba aún en desarrollo. Y aunque su obra no lo ubica dentro del cenit de grandes autores del manga de horror, si lo coloca como una pieza fundamental para la consolidación y desarrollo del género al formular un estilo inédito, un estilo en donde el tema central es la demonología y la interacción con el ser humano, y que al día de hoy a servidor de inspiración para dibujantes y animadores.

Mao Dante es el nacimiento de una faceta. Es el principio de un concepto visual y temático que muchos han experimentado, pero que ninguno a equiparado. Es, a su vez, un manga transgresor. Una obra que no se rinde ante la moral social imperante de la época y que trae a sus páginas temas controversiales como son el ocultismo, las sectas satánicas, los sacrificios humanos, o la utilización de temas y figuras religiosas desde perspectivas tergiversadas. Pero ante todo, estamos ante un trabajo innovador en la narrativa, cuya primicia no son estos entes demoníacos de amplío pelaje y proporciones bíblicas como tal, sino que radica en las formas y situaciones en como se emplea a estos ya emblemáticos personajes. El papel de estos difiere de los clásicos entes sobrenaturales que juegan casi por completo un papel en el imaginario de personajes y lectores, que alberga todo el peso de su presencia en aspectos psicológicos y pocas veces toman el centro de las acciones más allá de las veces verdaderamente necesarias para impactar el ritmo de lectura, para asaltar el centro de atención y llevar por ellos mismos y su accionar las riendas de la historia viñeta a viñeta.

El despertar del rey de los demonios, Mao Dante.

El despertar del rey de los demonios, Mao Dante.

Los demonios de Nagai son todo menos entes situacionales. Son personajes que han sido construidos bajo una importancia visual y estilística brutal, han sido concebidos para estar siempre en primer plana, para causar temor en el reparto de personajes no a base de apariciones inesperadas, sino a través de acciones muy directas, casi como si de fieros guerreros se tratase. Son verdaderos amos de la destrucción, y esto se ha convertido en el sello característico del autor mismo que ha desarrollado con una inteligencia grandiosa en trabajos posteriores, y que se ha manifestado también en aquellos mangas que diferentes artistas han realizado como tributo especialmente a su obra más representativa, Devilman. Con estas maneras no se encuentra a discusión el decir que con cada uno de sus trabajos también estamos ante obras que tocan, no poco, sino bastante el género de la acción, dando lugar a una mezcla atractiva y estimulante a través de los enfrentamientos entre los portentosos demonios, o legiones de demonios que buenas intenciones unos con los otros es lo que menos tienen.

Bajo el espectáculo principal de destrucción y violencia que se cierne ante nuestros ojos página a página, existe una sobrelectura. Una sobrelectura que obedece a una intención muy clara —que posteriormente desarrollaría con mayor profundidad en su trayectoria— de explorar la condición humana y su relación con las entidades malignas. Existen muchos vértices de análisis para este trasfondo que se oculta tras las atrocidades con que se nos bombardea la mirada, y ellos seguramente diferirán de lector a lector, pero un punto claro es este manifiesto que expresa formalmente el autor sobre la vulnerabilidad, sobre lo corruptible y manipulable que puede ser la mente humana bajo ciertas influencias inexplicables. Aunado a esto y yendo más profundo podemos entender esta otra lectura como una intención por manifestar que el ser humano y los seres demoníacos no son dos entidades independientes que debido a circunstancias tienden a interactuar dando lugar a situaciones indeseables, sino más bien se esgrime un argumento que apunta a poner de manifiesto que ambas son dos entidades que representan las dos caras de una misma moneda. Lectura y discursos que también pueden ser entendidos como metáforas sobre la naturaleza humana, y la maldad inherente a la misma.

Es justo dejar en claro que Dante, compuesto por dos tomos, es un proyecto inconcluso, pero este hecho no sólo resulta fatídico para la resolución de la historia, sino que resulta un cáncer prácticamente desde el inicio. El ritmo de lectura es tremendamente inconstante; la puesta sobre la mesa de la información necesaria para dar despegar la historia consume una cantidad bastante importante de páginas, que fácilmente pudieron ser comprimidas, ya que no son temas complejos y lo único que se logra es liar el hilo. Pero una vez que se empieza a tomar rumbo, y que el ritmo si bien se torna vertiginoso y visceral, también se ve inmerso en un caos argumental terrorífico en donde la multitud de temas que supuestamente deben sostener y dar cuerpo a la historia simplemente pasan sin mucha pena ni gloria, dejando huecos importantes y alimentando una confusión en la mente del lector. Es verdad que en 2002 se resarció el problema al realizarse un nuevo manga para completar el círculo y cerrar los huecos existentes, sin embargo esto no exime lo inconvenientes de leer este manga.

Un aspecto que siempre ha terminado por cautivarme en los mangas de Nagai es el apartado visual completo: diseño de personajes, fondos, iluminaciones, proporciones, efectos visuales… en fin, todo su grafismo. Aunque hay que reconocer que en este preciso trabajo, al igual que otros de su etapa temprana, se denota a un artista que aún se encuentra en una maduración especialmente con el diseño de personajes, ya que se notan bastante cuadrados algunos rostros y faltos de facciones distintivas; sin embargo también existen cosas muy interesante, y ya que estamos con los personajes resaltar ese estilo tan particular para algunos personajes, especialmente los principales con sus facciones salvajes y primitivas, quizá con cierto tono de malvados, pero bastantes singulares y que a la larga se convirtieron en marca registrada de su creador. Pero si algo sobresale ampliamente es esa versatilidad y maestría para conjurar estilos muy diversos a lo largo de la narrativa, resaltando especialmente el anguloso, afilado y detallado diseño del cual echa mano para expresar y mostrar en máximo esplendor a esos diabólicos seres, así como en situaciones muy puntuales en donde los objetos ambientales se encuentran muy bien descritos, y que innegablemente enriquecen el discurso visual.

Mao Dante es un manga visualmente muy estimulante y de lectura sumamente ágil, pese a lo disperso del argumento. Una obra primigenia en donde su creador no se anda con rodeos y declara abiertamente sus intenciones de explorar temáticas escabrosas en obras dedicadas al público juvenil, pero que sin embargo vale mayormente por sus factores externos, especialmente la influencia en el género y la carrera de su autor, que por los elementos internos que entrega al lector esta creación.

Lo mejor:

  • Un espectáculo visual interesante, atractivo y estimulante.
  • Es un manga sin tapujos cuando se trata de temas que van contra lo moralmente aceptable.
  • No exige mucho tiempo libre, y se lee prácticamente en una tirada.

Lo peor:

  • No hay algo peor que el hecho de ser un trabajo sin terminar.
  • No desarrolla nada los temas que pone en la mesa.

Reseña [Manga]: Mail

  Autor: Housui Yamazaki
  Revista: Shounen Ace
  Lanzamiento: 2003
  Géneros: Horror, sobrenatural
  Demografía: Seinen
  Tomos: 3

La última década del siglo XX significo, para la industria del cine de terror cuyo nicho principal eran las producciones norteamericanas, momentos muy sombríos a causa de los refritos narrativos y argumentales en los que se encontraba estancada, producto de sobreexplotación de la figura de los asesinos seriales como eje principal de la cinta. Si bien se realizaron intentos para reanimar un género cada vez más inerte a través de trabajos en donde la narración se sostenía en juegos psicológicos sobre las víctimas, fueron efímeros y poco fructuosos. Y fue así, cuando parecía que no había maneras de brindarle nuevos bríos al género que surgieron, en los últimos años de los 90’s, como aire recalcitrante las producciones provenientes del continente asiático, especialmente las gestadas en Japón.

Fue un final de década y algunos años posteriores de entero protagonismo para la industria cinematográfica nipona; años prolíficos y, sobre todo, influyentes, teniendo en cuenta que Hollywood copió cada buena idea que surgía del país asiático. Pero si buen fueron momentos inmejorables durante los cuales se hicieron las delicias de los acerrimos al género, y tener pesadillas a una generación, no me dejaran mentir cuando digo que en los últimos años la batuta ha pasado de los asiáticos a los europeos.

Aunque Japón ha pasado de su papel protagónico, la máquina creativa que ideo ese estilo tan característico en donde converge un trato agresivo de la psicología con entes sobrenaturales provenientes de las múltiples leyendas urbanas que forman el folclore moderno del país, aún goza de una salud estable. La fórmula, o mejor dicho, el aspecto que ha permitido —y seguramente que seguirá permitiendo– sacar a la luz nuevas creaciones, estriba en la estrecha relación que guarda el pueblo nipón para con lo sobrenatural gracias a un acervo cultural enteramente latente. De aquí que no es de sorprender que tanto manga y anime cuenten con un abanico bastante amplio de creaciones, mismas de las cuales se puede nutrir fácilmente la pantalla grande.

Sinopsis

El detective privado, Reiji Akiba, tiene una teoría sobre esos momentos incómodos y extrañas coincidencias que suceden en la vida. La respuesta: son estos momentos encuentros con seres muertos, y esa es la forma de enviarnos un mensaje. Pero muy posiblemente tú para nada deseas abrir este mensaje desde el más allá, sin embargo lo quiera o no, ellos no evitarán hacer sentir su presencia transgrediendo su incorporeidad.

Un “correo” que no logró llegar a destino

Con el auge que tuvo el horror japonés a nivel mundial, resulta más que evidente el tacto muy especial que poseen para conducirse en estas temáticas, sin embargo también es muy claro que poder manifestar estas cualidades, que casi se asemejan a una varita mágica, no resulta tan sencillo cuando hablamos de las viñetas. Aunque horror y terror no son dos géneros que me atraigan de sobremanera, si me he involucrado lo suficiente como para afirmar que ambos son complicados de conseguir, ya que resulta complejo —a causa de las restricciones estáticas y sonoras— el poder transmitir de manera orgánica las sensaciones de angustia y miedo (no así las visuales y grotescas) que dan vida a estas temáticas, y las cuales no depende del todo del autor, sino que también apelan a las capacidades del lector para conectarse con la obra.

Yendo al grano, y siendo francos, en Mail estamos ante un fallido manga de horror sobrenatural. Además, también estamos ante una obra que pone de manifiesto que, historias de este tipo, tienen sus vértices fundamentales en alimentar una tensión totalmente creciente en donde el lector se vuelva parte de la narrativa. Estos temas se ponen sobre la mesa no porque la idea base sea la misma que la de muchas otras obras, sino es por causa de la idea de mini-historias sobre el cual se revuelven los 3 volúmenes que la componen, ya que la gran mayoría de estas, más allá de sutiles diferencias situacionales, se desarrollan y resuelven prácticamente de manera semejante, lo cual innegablemente merma por completo la capacidad para mantener al lector en una intriga total.

Indagando más a profundidad sobre los problemas del planteamiento que da vida a este manga, tenemos como punto máximo al personaje principal, y no a causa de su personalidad, sino por el cometido que el autor le encomienda dentro de la historia. La ecuación de entes sobrenaturales y personajes atormentados funciona, y ella lleva al lector a experimentar sensaciones indeseables como la angustia, el miedo, la preocupación, el pavor, etc., sin embargo cuando anexamos a la ecuación a un personaje principal, en este caso un detective paranormal, que siempre surge como alma salvadora y siempre triunfante, se elimina cualquier cabida para esas sensaciones fundamentales, ya que tendremos esa referencia de que a final de cuentas todo se resolverá de manera favorable para los personajes que se topan con semejante situación. No obstante la fórmula parece gustar a un sector, porque de no ser así, no entiendo como el manga consiguió llegar a la pantalla grande.

Nunca se sabe en dónde pueden aparecer seres sobrenaturales

Después de concluir la lectura de Mail, podemos apreciar que Housui Yamazaki no es un prodigio con la plumilla y mucho menos con el argumento, sin embargo el ámbito visual que cobija a este manga, cuenta con ciertas cosillas interesantes que moderan los desaciertos en la construcción de la historia como una sola. Primero que nada, mencionar que el dibujo general, y especialmente el de personajes, no es nada del otro mundo y claramente se ubica dentro de los estándares promedio del género. Pero pasando a hablar por fin de las bondades visuales de este atropellado trabajo, tenemos que empezar por resaltar la capacidad de Yamazaki para construir viñetas en donde se puede percibir una atmósfera especialmente fría y hasta cierto punto inquietante, aunque no opresiva lo cual sería ideal para redondear la creación. Por otro lado, y aunque no es algo nuevo en este tipo de historias, siempre es bien recibida ya que forman parte de los elementos canónicos que dan sentido a la narrativa visual, y me refiero a dibujar a los entes sobrenaturales con un estilo totalmente contrastante con el principal y, al mismo tiempo, diferentes dependiendo del ente en cuestión y la forma de hacer sentir su presencia. Dentro de estos estilo, en Mail se emplean entre otros: diseños bizarros, distorsionados, rostros siniestros, dibujos burdos, estilos semejantes al del carboncillo, así como el énfasis en acercamientos súbitos y brutales a los rostros de los seres sobrenaturales.

He repetido hasta el hartazgo que la obra como un todo es insanamente repetitiva, sin embargo, dentro de este mar de historias invariantes se cuela una genialidad digna de puntualizar. La puntada a la que me refiero se encuentra dentro del primer volumen, y específicamente en el capítulo número seis. Bueno, el argumento de este capítulo visto rigurosamente no tiene nada de diferente de los anteriores: un personaje atormentado por un espíritu, o serie de espíritus, es rescatado por una alma salvadora cuya pistola y frías balas pueden exorcizar cualquier demonio, y entonces ustedes se preguntarán ¿en dónde demonios está lo interesante? Lo interesante, señores, se encuentra en lo que se narra antes de llegar a este desenlace… En esta mini-historia el autor nos traslada a la infancia de nuestro todopoderoso protagonista, y nos traslada precisamente para no sólo narrarnos como es que a causa de una extraña e inusual situación o enfermedad, adquiere la capacidad para percibir la presencia de seres del más allá, sino más importante, se nos lleva a estos días para transmitir al lector todos ese mar de indeseables sentimientos: miedo, angustia, agobio, opresión, miedo, etc., que abrazan fuertemente al joven Reiji. Todas estas sensaciones son enmarcadas y proyectadas de manera muy elogiable por el trabajo visual y narrativo que alcanza su cúspide durante estas páginas, y en donde ambos conceptos poseen una fuerza de comunicación importante que nos permite palpar y ser parte de la narrativa .

En resumen, tenemos ante nosotros un manga de gestación errada, que puede resultar en una experiencia totalmente desalentadora para aquellos que les apasiona lo sobrenatural y que tienen un cierto recorrido por este tipo de trabajos en el mundo del manga, porque como lo hemos dicho, la obra carece de fuertes capacidades para sobresaltar al lector. Por otro lado, por su ligereza puede ser una opción para empezar a recorrer los terrenos escalofriantes.

Lo mejor:

  • Un apartado visual decente y con detalles atractivos.
  • El sexto capítulo simboliza la alma de esta obra, y es una alma que transmite de manera casi natural lo plasmado en las viñetas hacia el lector.

Lo peor:

  • Que todas las historias estén sujetas a la figura salvadora de Reiji.
  • Es imposible conectarse con las sensaciones que experimentan los personajes.

Reseña [Manga]: Tomie

2012/04/04 4 comentarios

Ficha Técnica:

Autor: Junji Ito

Revista: Nemuki

Editorial: Asahi Shimbun

Fecha de publicación: Tomie (de 1987 al 2000) y Tomie Again (en 2001)

Géneros:  Horror, sobrenatural, tragedia

Demografía: Josei

Tomos: 3

Capítulos: 20

 

 

Sinopsis: Tomie, la joven cuya belleza enloquece a quien la mira. Hombres y mujeres caen bajo su influjo: ellos, perdidamente enamorados de su beldad, matan, si es necesario, para cumplir sus deseos. Ellas, sea por admiración o por puros celos, desean ser como Tomie, por lo que acaban convirtiéndose irremediablemente en ella…

Tomie, un maligno ser que reúne en sí mismo los sentimientos más perversos del ser humano y los utiliza para lograr sus propios objetivos. Pero, ¿cuáles son tus objetivos, hermosa Tomie? ¿Cuáles son tus deseos?

Comentario personal: Antes de entrar de lleno a comentar sobre este excelente manga de Junji Ito, es necesario dejar en claro que para efectos prácticos de esta reseña, se abordara conjuntamente tanto los 2 primeros volúmenes de Tomie recopilados en la colección Museum of Terror, así como Tomie Again, volumen que fue lanzado posteriormente a esta recopilación. Hago esto a fin de poder enriquecer la reseña con las comparaciones pertinentes entre ambas entregas de esta atrapante saga de historias.

Para cada autor siempre existe una obra que sobresale y que sin duda lo representa, para Junji Ito esa obra no es otra que Tomie. Entre algunos de los méritos que la han hecho ser la obra que nos guía hacía este mangaka podemos mencionar sus múltiples adaptaciones a Live-Action, además de haberle significado hacerse en 1987 con el premio Umezu Kazuo (el llamado “padre del manga de horror”). Y personalmente considero a este manga como la mejor forma para un primer acercamiento hacia este autor y su interesante e inquietante forma de contar historias de horror.

Como es de esperar de un mangaka que está comenzando su caminar en la industria, en los primeros capítulos nos topamos con un dibujo un tanto amorfo —si es que se puede aplicar el término—, buscando una cierta identidad, lo cual se presta a una confusión bastante constante entre los personajes y una dificultad para seguir la historia. Conforme avanzamos en los capítulos se evidencia que el manga no fue concebido en un corto plazo,  aunque ya se notan esbozos bastante notables del particular estilo que lo caracteriza en la actualidad: un estilo pobremente detallado y bastante feo para las situaciones más normales; por otro lado aplica un trazo sumamente detallado enfatizando siempre lo crudo, violentas, bizarras, inquietantes y grotescas que pueden llegar a ser las perturbadoras escenas de este horror que se le da tan bien al señor Ito y que nos muestra la fuerte influencia que Umezu Kazuo plasmo sobre él.

Para la tercer entrega (Tomie Again), nos topamos ya con un dibujo en total plenitud que se mantiene en futuros trabajos: Uzumaki, Gyo, Remina, etc. Pero más allá de lo que muchos fanáticos opinan, a mí personalmente me parece que pese a ganar volumen en el aspecto visual, la narrativa pierde lo poco que se había podido lograr con las 2 primeras entregas. En los volúmenes anteriores se apostaba no sólo al ámbito visual, sino que dentro de las capacidades del autor las historias cortas estaban mucho mejor llevadas, sin mencionar que se les brindaba un mayor espacio dejándolas despegar para exponer las retorcidas situaciones que poco a poco se van poniendo mucho peores. Una verdadera lastima que no se haya logrado aderezar ese fabuloso y terrorífico trazo de la tercer entrega con una narrativa más enganchante.

Aunque los primeros 2 tomos me hayan gustado, no puedo ocultar que siempre existe algo en las historias de Ito que no termina por llenarme, no sé si será que las encuentro un poquitín pesadas, poco fluidas, al punto de no sentirme inquietado y abrumado en los momentos que la historia así lo plantea. Aún así no puedo negar que este autor es de los mejores exponentes y de los más influyentes de las últimas 2 décadas.

Para nadie es secreto que uno de los puntos flacos de Junji Ito es la creación de personajes; no se le da para nada, casi todos sus protagonistas están fabricados con el mismo molde y adolecen de poca profundidad y hasta existe un reciclaje en cuanto a la forma en que se relacionan los diferentes personajes que componen sus trabajos. Quizá Tomie es la gran excepción a este constante, aunque suena un poco aventurado podemos decir que en este personajes se plasma un poco de la escencia de las llamas “mujeres fatales” muy propias de las clásicas novelas negras, de igual forma se plasman recurrentes de la sociedad contemporánea como son la vanidad, la superficialidad de la belleza, y si de verdad el señor Ito utiliza lo antes mencionado y no es sólo mi propia percepción, la verdad nos encontramos ante una lección sumamente inquietante sobre lo efímero de la belleza.

En resumidas cuentas, un manga muy interesante que nos lleva muy cerca a la mejora progresiva del autor y su forma muy particular de crear historias de absoluta pesadilla. Y una obra hecha a la medida para aquellos de estómagos fuertes, pensamientos inamovibles y que gustan de experimentar con historias retorcidas.

Lo mejor:

  • Es una excelente opción para conocer la carrera de Junji Ito y su influencia dentro del género
  • Tiene mucho poder para impactar visualmente al lector

Lo peor:

  • Flojea bastante en la narrativa, especialmente “Tomie Again”
  • Con tan grande cúmulo de historias cortas e inconexas, a veces se le puede perder el encanto, por lo que recomiendo leerla poco a poco

Reseña [Manga]: Blood: The Last Vampire (2002)

Ficha Técnica:

Autor: Tamaoki Benkyo

Revista: Ace Next

Editorial: Kadokawa Shoten

Fecha de publicación: 2001

Géneros:  Horror, vampiros

Demografía: Shonen

Tomos: 1

Capítulos: 6

 
 

 

Sinopsis: Nos encontramos en el año 2000 y Saya continúa con su cacería de quirópteros junto a la Organización. Ahora tiene la misión de vigilar a una chica con contactos con estas criaturas y una supuesta lider. Lo que Saya no sabe es que su pasado y la verdad de la organización van a salir a la luz, lo que le obligará a decidir un nuevo camino para su futuro.

Comentario personal: Bueno, pues siguiendo la tónica de la reseña anterior, hoy nuevamente hablaremos sobre vampiros. Y al igual que Vampire Hunter D, Blood es uno de los universos vampíricos que vale la pena conocer, y para ello partiremos hablando de Blood: The last Vampire (2002), un manga que es secuela de la película homónima lanzada en el año 2000 por Production IG.

El manga de Blood: The last Vampire tiene 2 apuestas principales y básicas entorno a las que se desarrollan los sucesos: la violencia gráfica a través de la viñetas, y el erotismo explicito que abunda en la obra. El primero viene dado por la concepción de la historia que se marca en la película de Hiroyuki Kitakubo; el segundo era evidente cuando se habla de que este manga es trabajo de un mangaka abocado al género hentai. Y si bien esta incursión del erotismo en la temática general no me pareció tan absurda y forzada, no terminó de agradarme, y esto fue debido a que las escenas con ese diseño de personajes escuálidos y melancólicos, resulta más inquietante que atractivo, aunque quizá despertar esos sentimientos era lo que el autor buscaba.

Este manga al igual que su antecesora animada, no apuesta por un argumento profundo o sumamente trabajado, sencillamente su historia no tiene mayores pretensiones que las de deleitarnos con un espectáculo visual a partir de la incesante cacería de quirópteros. Aún así, en esta obra se logra apreciar una tenue crítica lanzada hacia el núcleo de la sociedad: la familia. Y de esta crítica podemos desprender esa atmósfera de cierto pesimismo y enajenación que acompaña a algunos personajes y situaciones, y que a fin de cuentas son estos problemas familiares y personales los que mueven el raquítico hilo sobre el que se desarrolla la historia.

El ritmo con que se desarrolla la narrativa es contrastante, ya que por un lado tenemos el ritmo casi letárgico predispuesto para abordar el tema de los dilemas personales que afronta Akiko, y por el otro lado se encuentra aquel ritmo vertiginoso para desplegar las mejores habilidades de Saya en torno a su cacería de quirópteros —eso sí, con buena dosis de pantaletas—. Y algo que es imposible pasar por alto es el pobre manejo que el autor ejerce sobre las viñetas, en muchas ocasiones apenas existen 3 ó 4 viñetas por página, derivando en saltos demasiado bruscos entre lo que acontece en una y lo que se muestra en la siguiente. El lado bueno de estas carencias es que nos proporciona una lectura más rápida, que sin duda es atractiva para cuando no se dispone de mucho tiempo para involucrarse en algo más detallista.

Aunque el dibujo es relativamente pobre en el detalle de los fondos y los personajes, la estética si se asemeja mucho a la de la película, esencialmente en lo que se refiere a los quirópteros y al ambiente mayormente oscuro, que en este caso se refleja en el gran contraste que se aplica al fondo y la vestimenta de los personajes, así como el buen manejo de las sombras y la iluminación.

Blood: The last Vampire, un manga sin muchas pretensiones, que cumple con su cometido de entretenernos en base a su despliegue visual, y que nos regala un final hasta cierto punto abierto para que tengamos en mente la obra una vez que acabemos con sus 6 rápidos capítulos.

Lo mejor:

  • El buen ingrediente de la violencia gráfica
  • Indagar más en la personalidad y el pasado de Saya para complementar lo visto en la película

Lo peor:

  • Los personajes femeninos son esqueléticos
  • La historia no desarrolla mucho y se vuelve un tanto aburrida