Inicio > Manga, Reseñas Manga > Reseña [Manga]: Densha Otoko

Reseña [Manga]: Densha Otoko

  Historia: Hitori Nakano
  Arte: Hidenori Hara
  Revista: Young Sunday
  Lanzamiento: 2006
  Géneros: Drama, romance
  Demografía: Seinen
  Tomos: 3

Es bien sabido por todos ustedes que el inagotable carrusel de obras que van formando el mundo del manga, y que representan un buen porcentaje de la producción editorial japonesa, da la pauta para que tanto niños de jardín, como altos empresarios, encuentren una obra a su medida e intereses. Y gracias a la inmensidad y solides de la industria, es que esta se convierte en un nicho atractivo y fértil para plasmar historias fuera de lo habitual, ya sean desde las más experimentales y retorcidas, hasta aquellas que simplemente son peculiares.

Mi gusto por leer obras que en determinada medida rompan con las temáticas y narrativas imperantes, y que permitan redondear un círculo de intereses principal, fue lo que me llevo como misil tele-dirigido a las páginas de Densha Otoko, manga que en su momento y por la singularidad que existe tras la historia que da le da vida, se convirtió en un fenómeno social en el país del sol naciente, y que debo admitir me era desconocido por completo. El secreto tras esta gran fiebre que dio lugar a cuatro obras de manga, una novela, así como una serie de televisión y una producción cinematográfica, se encuentra en que lo plasmado en este conjunto de creaciones es la narración directa de acontecimientos verídicos construidos a partir de una colección de mensajes publicados por un otaku en un popular foro japonés. Aunque es preciso mencionar que hasta el día de hoy no se ha logrado comprobar la completa veracidad de los acontecimientos, e incluso se han logrado encontrar inconsistencia de los mismos a través de la lectura de los mensajes originales.

Sinopsis

El 14 de marzo de 2004, a las 9:55 pm, un usuario anónimo abrió un tema en el popular foro 2channel; en su primer mensaje el usuario, quien posteriormente será apodado “Densha Otoko” narra como hizo frente a un ebrio que molestaba a una hermosa chica en el tren. Además explica como ella le pidió su dirección para poder agradecerle con algún presente en el futuro.

A partir de ese simple mensaje sobre las vivencias de un otaku común y corriente, una serie de usuarios del mismo foro se interesan por lo acontecido y piden a Densha que invite a salir a la chica tras haber recibido el presente. De esta forma, y durante cada noche, el foro de 2channel se convierte en un perfecto consultorio del amor, en donde Densha posteara su día a día, y el grupo de interesados aportarán experiencias, ánimos y consejos para que todo salga a la perfección en este peregrinar romántico y desconocido para nuestro protagonista.

Abandonando la vida Otaku

Densha Otoko es uno de esos mangas que para apreciarlos en su totalidad no sólo debemos limitarnos a lo que se narra en cada viñeta. Esto porque no es un manga común y corriente, y no me estoy refiriendo a aspectos subjetivos, sino porque como ya lo he dicho, la obra nace de hechos verídicos. Es vital tener esto muy presente ya que de ser así, a medida que la obra va caminando, estamos asistiendo a un experimento narrativo, experimento que tiene su centro en como el mangaka hace una construcción gráfica a partir de una colección de conversaciones por diversos, y que poco a poco va tomando forma y sentido. Haciendo caso a esto Densha se vuelve una lectura más rica y gratificante. Pero tampoco debemos encajonarnos por completo en ello, porque de esa forma estamos ante una historia que no nació como tal para encajar o no encajar en los estándares actuales que existen en el mercado para trabajos de corte semejante.

El elemento más sencillo de pillar y que sin dudarlo es el que ha hecho optar por esta lectura a la mayoría de las personas, no es otro que ese lado romántico que se extiende de principio a fin, y que representa el hilo conductor y sentido de todo lo acontecido. En esta  oda al amor, a ese amor sincero y transparente que se impone por encima de estratos sociales, de intereses diversos y apariencias físicas, nos encontramos con una narrativa ligera, noble y sencilla que se deslinda de muchas otras historias semejantes al no llevarnos a un mundo de sentimientos exacerbados, de sentimentalismos desaforados y situaciones en extremo melosas. Esto hace que incluso aquellos lectores que no son muy afines a este tipo de temáticas puedan sin mayores problemas avanzar a paso firme por las páginas de este manga, sin tener que sufrir con situaciones empalagosas que hacen titubear a más de uno.

Densha empieza a sucumbir ante sus propios cuestionamientos

Densha empieza a sucumbir ante sus propios cuestionamientos

Si bien la fórmula de abordar la vida de los Otakus se ha convertido, con el paso de los años, en un tema que causa cada vez menos interés a causa de que se ha tocado en demasía, el que Densha sea una adaptación de eventos reales, a priori jala muchos lectores interesados seriamente en todo aquello que les describa como opera la sociedad nipona en realidad. Pero entonces aquí la cuestión es la siguiente: ¿a qué se debe toda esta fiebre? Bueno, se debe de que a diferencia de otros trabajos este no busca hablar sobre como es la vida de los otakus, y como se vive desde adentro, sino que es, a todas luces, un aliciente muy fuerte para invitarlos a reintegrarse a la dinámica social que consideramos común y saludable. Y aunque también se ha hablado mucho y con muy buenos ojos sobre la habilidad que muestran para desenvolverse como pez en el agua a través de los medios electrónicos, y que contrasta con lo introvertidos y reservados que son físicamente, más que puntos positivos o para alegrarse, considero que esto conlleva más puntos preocupantes e inquietantes considerando que la obra refleja la realidad.

A lo largo de la obra se tocan dos temas fundamentales sobre la red: la no privacidad, y la carencia de controles adecuados que nos permitan evitar que las cosas se salgan de proporciones a medida que gente comienza a congregarse y que tal vez no posean intenciones adecuadas. Otro punto, y que llamo mi atención por completo, fue ver como casi todos los participantes del hilo van creándose una dependencia exagera a las publicaciones, y peor aún es que prácticamente intentan vivir a través de Densha y sus logros amorosos. De igual manera Densha Otoko también representa la total conversión no sólo interior sino exterior, prueba de ello es como nuestro chico empieza a gastarse cantidades importantes para impresionar a la chica, apodada por los usuarios como Hermes; esta adopción de los hábitos de consumo actuales son lo que termina por redondear la incitación para salir si bien no por completo de la antipatía, sino busca hacer reflexionar a las personas sobre sus costumbres y nos muestra la importancia de la interacción social para una mejor salud interior. Porque a fin de cuentas somos series sociales, y el vivir aislado no sólo nos perjudica a nosotros mismos, sino que también a los que nos rodean y a la sociedad como tal.

De las versiones existentes sobre la historia de “El Hombre del Tren”, la guionizada por Hitori Nakano y dibujada por Hidenori Hara fue la que capturo mi atención no tanto por haberla encontrado bajo la cobija de seinen, sino gracias a su particular y distintivo estilo de dibujo. Y esta decisión se respalda gratamente con la atinada forma de presentar la interacción entre los foreros, y su experimento para narrar la publicación de los mensajes. En más el diseño no es fastuoso o muy detallado, pero su simpleza impacta y agrada. En suma un manga para un público muy amplio; una obra ligerita de leer, pero sobre temas no tan ligeros de digerir.

Lo mejor:

  • Sirve bastante bien para aprender más sobre la sociedad japonesa.
  • Es encomiable que existan trabajos que intenten servir como puente para alentar a las personas a relaciones socialmente.
  • Muchos lectores se sentirán profundamente conectados con la situación del protagonista.

Lo peor:

  • Puede leerse como si la vida otaku, incluso en su mínima expresión, no puede subsistir con la vida de pareja.
  • Habrá a quien lo ahuyente el tema por ser algo demasiado tocado.
Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: