Inicio > Anime > Reseña [Anime]: Halo Legends

Reseña [Anime]: Halo Legends

 Director: Frank O’Connor (y más)
 Estudios: Bones, Toei, 4ºC, Casio y   Production IG
 Lanzamiento: 2010
 Géneros: Militar, drama, sci-fi
 Demografía: Shonen
 Tipo: OVA (7capítulos)

El impacto en retrospectiva

El próximo 15 de noviembre se cumplirán 11 años del día en que la Xbox —primera consola creada por Microsoft, la multinacional empresa dedicada al sector informático— vio nacer Halo: Combat Evolved, un FPS (First Person Shooter) que marcaría el inicio de una de las franquicias más mediáticas de la industria de los videojuegos en los últimos años, que sin embargo, y aunque suene escandaloso, fue ideada para ver la luz en las filas de la compañía de la manzanita (aquí un video de Steve Jobs presentando Halo por si les pico el gusanito de la curiosidad).

Engendrada por Bungie Studios —desarrolladora que hoy en día actúa de manera independiente tras poco más de una década de ser parte de los estudios de videojuegos de Microsoft—, la primicia de Halo para MAC, era la de un Shooter en tercera persona en donde la dinámica de juego estaba centrada en las partidas multijugador, y con una apuesta marcada e importante por presentar un fastuoso concepto visual. De esta idea original, como bien sabemos, se mantuvo la vistosa estética, mientras que el sistema de juego sufrió no sólo el cambio a primera persona, sino que en una jugada brillante se construyo una elaborada historia para atraer aún más el interés a través de su modo campaña.

Tras su estreno, Combat Evolved tuvo un impacto más que inmediato y rápidamente las cifras comenzaron a subir como la espuma, llegando a vender un millón de copias más rápido que cualquier otro título de 6ta generación creado hasta ese momento. Con este rotundo éxito, y pese a que la voz de la crítica no fluyó en un único sentido, indudablemente Halo se convirtió en el emblema de la naciente consola Xbox, como lo confirma lo subsecuente: tres años después llego la ansiada segunda entrega, Halo 2, cuyo mayor atractivo recaía en la capacidad de multijugador on-line gracias al servicio Xbox Live lanzado en 2002.  Y con un lapso de tiempo similar al que existió entre primera y segunda entrega, fue que llego Halo 3 de la mano de la Xbox 360. Recaudando 300 millones de dolares sólo durante su primera semana, Halo 3 conmociono la Xbox Live al conjurar a aproximadamente un millón de fanáticos durante las primeras veinte horas después de su lanzamiento. Pero aunque esta tercera entrega significó el cierre del argumento iniciado en Combat Evolved, como sabemos de una industria que anualmente factura miles de millones de dolares, siempre existen formas de exprimir una primicia, y siendo Halo uno de los fenómenos mediáticos más importantes de la historia de los videojuegos la cosa no se detuvo en la entrega de cierre argumental, y de 2008 hasta la fecha, se han puesto en el mercado 4 títulos más, ya sea ubicados tiempo atrás de los sucesos de la primera entrega o durante la transición entre entregas.

A sabiendas que Halo había conseguido congregar una comunidad vasta de acerrimos aficionados dispuestos a hacerse con todo material posible de la saga, las estrategias de mercado rompieron las barreras del joystick, y después del lanzamiento de Halo 2 se precipitaron en torno a territorios en cierta manera impensados. Específicamente en 2006, y en un trabajo conjunto con la conocida editorial de cómic, Marvel, Bungie Studios puso en el mercado una novela gráfica bajo el nombre de The Halo Graphic Novel. Además de que gracias al éxito se retomo con unos bríos bestiales la incursión por la literatura, recorrido que inicio incluso antes de ser lanzado el primer videojuego. Las novelas e historias cortas sobre el universo de Halo suman, hasta el día de hoy, la nada desdeñable cantidad de 9 títulos, el más reciente de ellos lanzado el pasado 3 de enero y el cual sirve como preludio para Halo 4, juego que se estrenará el próximo mes de noviembre.

Halo con aires nipones

Me he permitido repasar (quizá en una medida un poco extensa) la trayectoria de esta emblemática franquicia de la Xbox, sencillamente para poner en contexto su magnitud, y para ilustrar que en la estrecha relación existente entre videojuegos y animación también se respetan las jerarquías comerciales; si esto no fuera así, Halo no habría llegado al mundo del anime por la puerta grande con Halo Legends, un conjunto de 7 cortos animados lanzados de forma recopilatoria en 2010. Este proyecto fiel a los altos estándares de calidad que han regido a todas las producciones de la saga, no es una colección de cortos animados cualquiera, sino que es un trabajo de alta costura maquinado por algunas de las más prestigiadas casas productoras del anime.

En Halo Legends convergen la tradición y experiencia de la Toei Animation, la vanguardia e inventiva de Studio 4°C, la inteligencia y profundiad de Production I.G., el impacto visual de Bones, y el inédito CGI de Casio Entertainment. Además, en adición, y a cargo del concepto creativo general, está Shinji Aramaki, conocido por dirigir tanto Appleseed como Appleseed EX Machina, cintas basadas en la idea original del enigmático Shirow Masamune. Pero este cuerpo de animación de semejante magnitud, no fue congregado de ninguna manera para dar forma a una conjunto de cortos cuya base fuera monolítica y canónica —más allá de la base guionística muy cuidada proporcionada por Microsoft a los estudios—, sino que las piezas se han alineado de esa determinada forma puramente para hacernos ver que la escencia primordial de una historia o universo, depende casi exclusivamente del tratamiento que se le de a la misma, así como del cristal con el que se observe el producto final. En este punto la diversidad de pensamientos, las formas de ver la animación, y los estilos tanto visuales como narrativos que entrañan cada uno de los estudios participantes, cobra una relevancia total para darle una perspectiva muy personal a una línea común, y deleitarnos con las bondades artísticas que provee la animación.

The Babysitter

The Babysitter, primer corto lanzado cronológicamente hablando, muestra la rivalidad entre los Spartan-II y los soldados ODST. En el, un escuadrón de ODSTs que se encuentra a bordo del Destructor DD-993, son enviados en una misión para investigar ruinas alienígenas y eliminar al Profeta del Convenant en un planeta indefinido en el sector controlado por el Convenant.

Bajo un título que no podría ser más acertado, es que Studio 4ºC (mi apreciado Studio 4ºC) da inicio a este comprendido de cortos cernidos sobre el universo de Halo. Y lo hace de una manera más que destacable, muy fiel a su estilo predominante, y que sin duda sirvió para marcar el paso de lo que estos trabajos ofrecerían con tan prestigiado cuerpo de trabajo.

La apuesta por el contraste visual

De entrada y como lo habíamos dicho, The Babysitter es un corto muy de 4ºC, es decir, estamos ante un trabajo de animación cuyo foco dominante está ubicado en un repertorio visual muy trabajado, que alterna entre estilos contrastantes y que pese a ciertos desaciertos un tanto burdos, se mantiene inteligente y harto atractivo. Casi como profetizando, 4ºC combina un diseño de personajes simple, pulcro y muy típico de la animación nipona (que incluso recuerda, por su estilo de cabello a una obra como Red Garden), con una delicia visual de ambientes trabajadísimos, que coquetean con la perspectiva en 3D y que tiene como colofón un conjunto de sombras e iluminaciones para darle realce al concepto entero. Y digo que casi proféticamente, porque basta echar una mirada a las series actuales de anime, para ver que esta mezcla se está volviendo cada vez más común.

Con una secuencia final que es una pieza magistral de animación, que resulta anonadante y vibrante a partes iguales, podríamos privarnos y afirmar que el corto está ideado exclusivamente para sacar a relucir las bondades estéticas que surgen de este universo de ciencia ficción; sin embargo 4°C no rehuye, o más bien, no le es ajeno el rubro del trasfondo, y dejando de lado la dinámica visual nos topamos con una carga emotiva de cierta importancia, así como con facetas comunes de la condición humana como son la envidia, los prejuicios, las desconfianza, etc., y como pueden sucumbir fácilmente ante una inminente desgracia colectiva. Pero por encima de este conjunto técnico-narrativo, estamos ante un trabajo de una clara apuesta desmitificante, aspecto totalmente recalcitrante para algunos e incomodo para aquellos que no están completamente al tanto del proyecto Spartan.

The Duel

Este capítulo se enfoca en la cultura Sangheili y como su instrumento más preciado, el Inquisidor, se revela en contra de los Profetas al no creer en el Gran Viaje. Como castigo por su osadía es mandado a ser asesinado por una infinita oleada de Covenant, aunque estos son asesinados por las habilidades de este Sangheili. Al darse cuenta que la única manera de detenerlo era asesinar a su esposa, los profetas la mandan matar y Fal Chavamee busca venganza hasta conseguirla.

¿Quién si no Production I.G. podría ser el artífice de esta pieza maestra? ¿Quién supervisando el proyecto sino Mamoru Oshii? Yo creo que no existe una respuesta diferente a ambas preguntas que no sea la siguiente: nadie. Production I.G. y Mamoru Oshii, a través de los años nos han maravillado en una y otra ocasión con un estilo de trabajo preocupado esencialmente por impregnar sus creaciones de madurez, de una profundidad temática y sensorial, y de una construcción firme de la psicológica de personajes. Por tal motivo no existe nadie mejor que este equipo para dar vida a una obra con semejante fuerza avasalladora como la expresada en The Duel.

Digno de un esplendido cuadro

De un estilo de animación completamente pictórico, que transgrede las restricciones estáticas y visuales propias de la pintura; The Duel no es sólo una obra diferente en lo visual, la narrativa, lo sensorial y lo temático desentonan de una magnífica manera con lo presentado por los otros 6 episodios. Estamos ante una pieza profundamente intima y personal por parte de Production I.G., una obra pensante, emotiva, lacerante, sobre el honor y la venganza, de una crudeza y violencia más interior que exterior, que se presta para múltiples lecturas, pero que sobre todo, exalta a la libertad y los ideales como el objetivo primordial de la vida.

Además sorprende muy gratamente que dentro de las diferente entregas exista una, al menos una, que nos situé dentro del otro lado de la moneda, y nos permita romper con los prejuicios que surgen respecto a estos personajes por la perspectiva en que nos sitúan los videojuegos y su dinámica de juego. En suma: una joya no tanto del universo Halo, sino específicamente del mundo de la animación nipona; unos pocos minutos de rica y profunda evocación a través de la animación.

The Package

El Spartan John-117 y el resto de su equipo son enviados a una misión para recuperar a la Dra. Catherine Halsey que había sido secuestrada por el Covenant. Los Spartans abordan un vehículo espacial y se adentran en el espacio controlado por el Covenat.

Master Chief en un CGI más que interesante

Con la guía de Shinji Aramaki, un tema de entrada que resuena en los oídos de todos los fanáticos de Halo y el fastuoso CGI emergente de Casio Entertainment, está más que claro que éste es el corto canónico del repertorio. Con la increíble fidelidad en que The Package recrear la esencia del universo de Halo que se ha consolidado con el paso de lo años, no sería de extrañar que el estilo manifestado durante este episodio fuera el que hiciera converger las opiniones de los fanáticos sobre el concepto ideal para futuros proyectos de adaptación. Y es que esto no es para menos, verdaderamente la calidad del CGI es deslumbrante y no sólo eso, recrea de una manera más que atractiva y lograda, el vertiginoso ritmo de juego con el que la franquicia ha marcado la industria a través de las horas y horas de juego de sus seguidores.

Origins (I y II)

La historia se centra en una narración hecha por la IA Cortana, quien se encontraba a bordo de la Fragata UNSC Forward Unto Dawn; en este tiempo cuenta todo lo que ocurrió tras el primer contacto de los Forerunner con el Flood y como esta gran civilización fue perdiendo la guerra hasta que toman la radical decisión de aniquilar al Flood, a toda forma viviente y a ellos mismos, para posteriormente rehacer la vida universal a través de muestras de ADN y embriones de todo ser vivo en el universo, exceptuando a ellos mismos.

Al final toda guerra deja paso a la paz, por así decirlo, y toda supuesta paz es la semilla latente de la guerra. (Shigeki)

Patlabor 2: The Movie

No creo que esté de más decir que Halo Legends no es una obra creada para cernir luz e información sobre la historia y cronología del universo Halo; no obstante, y por ese motivo, es que Origins resulta una de las entregas más fascinantes y gratificantes que se nos ofrecen, ya que si bien la audiencia es exclusivamente los fanáticos de la franquicia, no son contados a los que está información les reditúa de una forma más que ilustrativa para poder entender de mejor manera la historia de la saga.

El nacimiento de los “Halo”

Pero Origins no sólo nos provee de información sobre los albores de este universo ficticio, y lo que antecedio al conflicto entre la raza humana y la alianza teocrática del Covenant, sino que además pone sobre la mesa una prueba fehaciente de la versatilidad artísticas que entraña el vanguardista Studio 4°C. Se requiere sólo de una mirada, una mirada a The Babysitter para darnos cuenta de que no son meros experimentos al aire por parte de 4°C buscando originalidad, sino que verdaderamente dominan esta gama de estilos, y no sólo visuales, también narrativos. Origins, a diferencia de The Babysitter en donde la importancia de la narración se centra en lo que transmitan las situaciones, es una narración muy bien realizada, de buen ritmo y con mucho sentido.

Centrándonos en el segundo capítulo, el cual continúa con el proyecto de repoblación del universo, y con un estilo de animación completamente contrario al del primer capítulo, Origins II da inicio a un viaje, pero no un viaje por el espacio exterior, sino un viaje lacerante por una de las máximas recurrentes, y que puede reducir la historia de la humanidad enteramente: la guerra. Pero a medida que avanzamos por este recuento lleno de pesadumbre se presenta un aire esperanzador, sin embargo es una mera etiqueta para soltar una crítica contundente en torno a la voraz industrialización que hoy en día está muy ligada a la condición humana. La andanada de penosas actitudes, toca fondo en un punto nada baladí, que tal como no lo hace ver Camus en La Peste, no es otro que la triste realidad de que la especie humana sólo se emplea como una fuerza de bien común cuando su existencia se ve amenaza.

Lo reitero: las 2 entregas más sustanciales. Con ellas se nos ubica en una perspectiva más que adecuada para abordar, si es que así se desea, lo subsecuente en referencia a este universo, que va mucho más allá de lo que muchos pudimos pensar tras deleitarnos a medida que surgían las entregas. De ambos episodios conservo el estilo en forma de narración que me ha gusta harto.

Prototype

El Sargento de Ingeniería apodado “Ghost” fue enviado junto a su tropa a una colonia humana para la prueba de un Prototipo de armadura con grandes capacidades. Tras la prueba, el Covenant ataca el Planeta, por lo que el Protocolo Cole es puesto en marcha y toda la tecnología humana debe ser destruida. Ghost es ordenando a destruir el Prototipo y comienza su operación, no sin antes eliminar a varias tropas Covenant hasta que su escuadrón es evacuado. Más tarde es superado en número y herido de gravedad, al final auto destruye el Prototipo con la contraseña (Se humano), sacrificándose así mismo y acabando con unas cuantas unidades con la explosión nuclear del equipo.

La muerte que lo cambió todo…

A través de una atmósfera sombría, melancólica, con una tenue neblina, una soldado apunto de morir y la clara petición de intentar volver a ser un verdadero ser humano ante la invariante deshumanización del ser dentro de los conflictos bélicos, es que Bones da inicio a su participación. El episodio está repleto de acción, la lucha encarnizada y vertiginosa se apodera la pantalla, y destacan sobre todo la incursión de un repertorio visual de destellos y explosiones muy vistosos que brindan un acompañamiento perfecto para la gloriosa dinámica que se despliega y que no permite respiro.

Un problema que no es menor, es que Bones abusa demasiado del ambiente oscuro, esto lleva inequívocamente a restarle brillo a las secuencia muy pulidas y pensadas. En muchos momentos llega a perderse la perspectiva del combate y resulta molesto el que nos priven de desgustar el espectáculo visual en su máxima expresión. Pero un acierto importante se encuentra en el trasfondo introspectivo y de redención que aporta el episodio.

Homecoming

La Spartan Daisy-023 es enviada a proteger a un escuadrón de Marines en Harvest. Durante su encuentro con las tropas del Covenant, Daisy comienza a recordar cuando trató de abandonar el proyecto y escapar de Reach. Más tarde al pedir la evacuación, se encuentra con el Spartan retirado, Ralph-303, quien ahora pertenece al Cuerpo de Marines del UNSC. Antes de la evacuación Daisy es herida de muerte por lo que decide sacrificarse para que los Marines pudieran ser evacuados en un Pelican. Sin embargo, el Pelican es destruido y los esfuerzos de Daisy fueron en vano. Al final, posiblemente el jefe maestro encuentra su cadáver y se dirige a un nuevo punto para su evacuación y seguir su mision.

Final carmesí…

Salvaguardando la deslumbrante calidad y realismo de algunos ambientes, y pese a que la historia de este episodio gira en torno a un punto sustancia de la historia como lo es lo relacionado con el proyecto Spartan, me ha parecido la entrega más flojita de todas y me ha dejado un hueco bastante considerable de insatisfacción. Y aunque es bastante descorazonador el secreto tras el proyecto, siento que la manera en que se aborda a través de este episodio no resulta la más adecuada, aunque no puedo ocultar que en cierta medida si se conecta con el espectador para transmitir un poco el sentir de la inconcebible realidad tras el proyecto.

Odd One Out

Luego de Caer de un Pelican a un planeta desconocido, el Spartan-1337 se encuentra con un par de niños nativos, quienes se dirigen al Spartan como Señor Robot. Por otra parte, el Profeta de la Verdad envía a Plutón, una creación biológica que es asignada para matar a John-117. Debido a una confusión Plutón es enviado hasta el lugar del Spartan-1337, por lo que este deberá enfrentarlo con la ayuda de unos adolescentes que cuentan con habilidades especiales.

Si The Package es la obra canónica del comprendido, Odd One Out es la obra más nipona con la que nos encontramos, y la que expresar mejor una de las intenciones de encargar la tarea a un cuerpo de trabajo diverso: brindar diferentes ópticas de la franquicia y llevarla a territorios insospechados.

Las apariencias engañan, y esto para nada es serio…

De un estilo narrativo totalmente desenfadado, Odd One Out es un episodio evidentemente paródico sin mayores afanes que divertirnos, sacarnos unas carcajadas y porque no, dejarnos perplejos en más de una ocasión. Su estilo de dibujo, simplista aunque de trazos definidos, deja bastante que desear en comparación con todos los demás cortos, sin embargo en ello entraña un punto importante de su idea.

La acción es uno de los puntos clave en la dinámica del videojuego, pero como era de esperarse viniendo de un estudio como Toei Animation, que ha albergado a míticos Shonen, tales como: Dragon Ball, Hokuto no Ken, Saint Seiya, por citar algunos, en este episodio la acción no es ni de lejos a la que estamos acostumbrados en los videojuegos. Haciendo alusión a los grandes clásicos que han transitado por el estudio, en Odd One Out la acción es llevada a niveles superlativos, inverosímiles, desaforados… El despliegue de fuerza física y velocidad es sencillamente bestial y las explosiones son de proporciones descomunales y exageradas. Sin duda elementos que lo hacen un corto de un sabor muy particular y que agradara de sobremanera a los que han crecido con Shonen ochenteros y noventeros. Aunque eso sí, la comedia está diseñada expresamente para el público norteamericano.

Lo mejor:

  • La diversidad en los episodios le da gusto a cualquiera.
  • La convergencia de diferentes formas de plasmar un guión, de expresar sentimientos y de narrar situaciones.

Lo peor:

  • No vale la pena verla sin tener ciertas nociones del universo y su historia.
Anuncios
  1. muguen
    2012/09/24 en 1:12 PM

    excelente trabajo. definitivamente sin un buen contexto no puede haber un buen análisis.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: