Inicio > Reseñas Manga > Reseña [Manga]: Dageki Joi Saori

Reseña [Manga]: Dageki Joi Saori

  Autor: Yu Yagami
  Revista: Comic Charge
  Lanzamiento: 2008
  Géneros: Médico, comedia
  Demografía: Shonen
  Tomos: 2

Cuando se pasa mucho tiempo leyendo trabajos de una misma línea, ya sean complejos o simples, pero siempre verosímiles, evidentemente en algún determinando momento hacen su aparición las ansias de cambiar ligeramente y por un determinado momento de aires, para romper con la típica rutina optando por trabajos atípicos, bizarros, sin mucha lógica… en fin, de esos que sorprenden por su extravagancia y que no son tan difíciles de conseguir gracias a la pluralidad de la industria.

Si bien durante la pasada década los mangas médicos pisaron fuerte y alcanzaron una relevancia importante gracias a un tratamiento serio y de clara crítica hacia el sistema de salud nipón —destacando especialmente a Say Hello to Black Jack y Team Medical Dragon—, esto no quiere decir que el género este exento de contar entre sus filas con obras despreocupadas y sin mucho sentido como la que hoy proponemos.

Sinopsis

Ninomiya Naoto, un recién licenciado en enfermería, recibe la confesión amorosa de una hermosa mujer, misma que súbitamente lo ataca con un bate de aluminio. Naoto se las arregla para poder escapar, pero al día siguiente nuevamente se encuentra con esa hermosa mujer, quien confiesa ser una doctora con un peculiar tratamiento que consiste en golpear a los pacientes con su bate de aluminio. Naoto, quien se encuentra enfermo ese día, recibe el tratamiento, y milagrosamente se recupera de sus dolencias. Él queda maravillado con el método y decide convertirse en su asistente.

¿Listo para una terapia completamente radical?

De entrada habría que preguntarnos: ¿cuáles son los elementos qué hacen a Dageki Joi Saori un manga inusual? Bueno, Dageki Joi Saori es una obra rara porque mezcla la pasión por la medicina y el bienestar humano con un cierto gusto por el béisbol. Es además un manga raro porque el tratamiento predilecto de la doctora consiste en golpear contundentemente a los pacientes con un bate de aluminio. De igual forma es una obra inusual porque la doctora Saori tiene nada menos que una pantera como mascota en pleno consultorio. Y no olvidar que es un trabajo particular porque el milagroso “tratamiento del bate” no sólo funciona con seres humano o animales, sino que incluso puede reparar aparatos materiales.

Así como existen diferentes niveles de seriedad para un argumento, es que existen peldaños para la irreverencia, y haciendo comparaciones, Dageki Joi Saori es una obra bastante modesta en este aspecto. Por lo tanto, se entiende que el manga no genera, o no busca generar, un grado de desconcierto y perplejidad mayúsculo,como lo hacen otros trabajos, sino que es más mesurado y por el tipo de situaciones inverosímiles, busca más que nada sorprender al lector y formular una narración cómica que brinde un tiempo de lectura sin complicaciones y entretenido. Pero aunque estamos hablando de un manga pensado para terminar rápido por la naturaleza de la historia, el problema deviene debido a que la fórmula de comedia e irreverencia se gasta más rápido de lo que el autor tenia pensado al crear el manga compuesto por 2 tomos. Esto se empieza a hacer presente al poco tiempo de empezar a leer el segundo tomo, que es cuando el ritmo sorpresivo, que arranca varias carcajadas al lector, comienza a perder la frescura inicial debido a sus nulas variantes, lo cual lleva a un sentimiento un tanto agridulce e incluso de decepción.

Tan buena es la terapia del golpe de bate, que incluso cura el masoquismo

Queramoslo o no, existen ciertos contenidos que por si solos vende. Uno de estos temas es la violencia, y especialmente en este mundillo del manga y el anime, el ver a un personaje femenino ejercer cierto dominio o violencia ligera sobre un personaje masculino al que al final de cuentas no le pasa absolutamente nada, es un gancho bastante efectivo; sin más, mucho de lo que sostiene el sentido de este trabajo radica precisamente en esta recurrente. Por otro lado, y en momentos muy puntuales, se hecha mano del coqueteo con el atractivo de la doctora Saori para conducir la apuesta de audiencia y ciertos aspectos de la narración.

Así como la historia en general, por concepto de su duración, puede resultar, para muchos, en opiniones encontradas, de este modo el apartado visual me ha dejado, por un lado, un vacío importante, y por otra parte me ha causado una impresión interesante. Siendo puntual y específico, tengo que hablar de lo contradictorio que resulta el manejo de fondos: mayoritariamente la obra carece de ambientes medianamente detallados, sin embargo para ciertas viñetas, especialmente las de doble página, se utiliza un estilo bastante peculiar de crear fondos, muy centrados en el contraste agresivo entre blancos y negros. Tristemente la predominancia de ambientes mezquinos y simplistas, crean una atmósfera bastante insípida y deslucida.

Por su parte los contraste visuales no sólo se mantienen en la ambientación, sino que alcanzan también el terreno del diseño de personaje. Aunque a diferencia de los fondos, en este apartado la fórmula de personajes con trazo fino y un tanto despreocupado, en contraposición con algunos muy detallados pero esporádicos, funciona de maravilla y nos habla de unas buenas capacidades del autor para jugar con los estilos.

Como aficionado de corazón al béisbol, y practicante durante bastante tiempo, un dato bastante interesante que note durante las diversas ocasiones en que la doctora Saori aplica su radical “tratamiento del bate”, es que ella es ambidiestra, es decir, que batea tanto al lado derecho como al zurdo. Cuando me di cuenta de ello pensé, en un inicio, que era un error por parte del autor, pero tras analizar el dibujo de la doctora cada vez que empleaba el bate, comprobé lo contrario, ya que el agarre del bate corresponde a la técnica correcta de acuerdo al lado en que se este bateando. Puede parecer un punto superfluo, pero a mi me ha gustado que se cuiden ese tipo de detalles.

Concluyendo, Dageki Joi Saori es un manga muy particular, entretenido en ciertos aspectos, de una apuesta muy diferente y que puede proveer una buena cantidad de frescura a nuestras habituales lecturas. Y no sé si seré exclusivamente yo, pero al igual que Black Jack u otros títulos, considero que el manga nos hace ver que la atención médica no debe discriminar entre personas.

Lo mejor:

  • Es simple, atrevida y sin muchas pretensiones.
  • Ver a la doctora jugar béisbol con la clásica bata médica.

Lo peor:

  • Faltan un cierto nivel de variantes para romper con la monotonía que se cuela conforme avanza la lectura.
  • El reparto es bastante cadensioso; aparte de Saori nadie tiene el carisma suficiente para llegar al lector.
Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: