Inicio > Reseñas Manga > Reseña [Manga]: The Legend of Zelda: A Link to the Past (1992)

Reseña [Manga]: The Legend of Zelda: A Link to the Past (1992)

  Autor: Shotaro Ishinomori
  Revista: Nintendo Power
  Lanzamiento: 1992
  Géneros: Aventura, fantasía
  Demografía: Shonen
  Tomos: 1

El pasado 21 de febrero se cumplieron 26 años desde aquel lejano 1986 cuando The Legend of Zelda, titulo surgido de las experiencias juveniles del afamado y prodigioso Shigeru Miyamoto, sacudió la industria de los juegos de video con su revolucionario enfoque. Y tras estas 2 décadas y media de una tremenda cosecha de títulos exitosos, que van desde la remota consola NES, hasta la modernidad de la Wii o la fabulosa portátil N3DS, The Legend of Zelda se ha consolidado como una de las franquicias más icónicas e influyentes de la historia.

A través de un estilo de juego que apelaba a una profunda interacción entre jugador, personaje y entorno presentado, la entrega primigenia de The Legend of Zelda formuló todo un nuevo paradigma en la forma de hacer videojuegos, dejando una marca indeleble que simboliza un antes y después en la industria.

Todos aquellos que han tenido la oportunidad de jugar en algún momento de su vida, alguno de los muchos títulos que componen la saga de The Legend of Zelda, seguramente estarán de acuerdo cuando digo que un título de esta mítica franquicia, ofrece una de las más fascinantes experiencias en el mundo de los videojuegos. Poder encarnar a un entrañable personaje, recorrer hasta el cansancio y dejarnos atrapar por sus coloridos y mágicos escenarios; dar rienda suelta a nuestro espíritu aventurero y heroico a través de las mazmorras multinivel, mientras se nos da la libertad de elegir el armamento que más nos satisfaga; y sin olvidar el gran gancho que significa el tener una historia fantástica de cierta profundidad, que a través de una narrativa que obedece a nuestro más personal sentir da colofón a una perfecta convergencia entre lo visual, lo técnico y lo intimo.

Aunque en efecto, la primera entrega para N64 (Ocarina of Time) es una de las creaciones más redondas y definitivas que se ha gestado dentro de la industria,  apelando a mi más profundo e intimo sentir, la entrega para mi adorada consola SNES, A Link to the Past, es el título que más me gusta y que aún al día de hoy sigue siendo una historia que me gusta recorrer en ciertos momentos de cada año. De tal manera que al entrar al mundo del cómic japonés, y toparme con la existencia de mangas basados en esta fastuosa creación de Nintendo (que era de esperase con la estrecha relación entre ambas industrias), no pude sino alegrarme enormemente y rendirme ante su lectura (sería un improperio no hacerlo).

Por último, comentar que existen una cantidad nutrida de mangas basados en algunos de los títulos que componen el amplio repertorio de la franquicia, y especialmente de A Link to the Past, ya que cuenta con 3 mangas diferentes. Y dado mi aprecio por este título en particular, en esta entrada hablaremos de uno de esos 3 mangas, específicamente del que fue creado inmediatamente se lanzó el juego para la SNES.

Sinopsis

La historia comienza cuando un malvado hechicero llamado Agahnim, mata al rey de Hyrule, encierra a las descendientes de los sabios y se apodera del reino por motivos desconocidos. Nuestro héroe, Link, recibe telepáticamente una llamada de auxilio proveniente de la princesa Zelda, despertándolo. Su tío y Link son los últimos descendientes de una familia que se encarga de proteger a la familia real. Al llegar Link al castillo encuentra a su tío gravemente herido, antes de que éste pierda el conocimiento le da una espada y un escudo a Link. Link logra escapar con ella y se le encomienda la labor de pasar la prueba de las tres diosas: Din, Nayru y Farore.Link esconde a Zelda en un santuario cerca del cementerio, pero al terminar su aventura y volver por ella se da cuenta de que Ganon se la ha llevado junto a las otras 6 descendientes de los sabios. Las 7 doncellas ahora se encuentran encerradas en cristales repartidos por el reino oscuro de Ganon, el que Link se aventura a explorar con la ayuda de un espejo y la Espada Maestra.

La leyenda en viñetas

Apelando a que dentro del manga existen trabajos que levantan más expectación que otros por entrañar diversas situaciones, es que he decidido, para esta primera incursión en los mangas de esta franquicia, reseñar el que cuenta con la autoría de Shotaro Ishinomori. Y es que no podemos negar que antes de leer cualquiera de los tres mangas sobre A Link to the Past, y a simple vista, el sólo hecho de que uno de esos haya sido creado por el llamado “rey del manga” sin duda le brinda una significación muy especial a la adaptación, ya que no es sólo uno de los últimos trabajos que realizó este mítico mangaka, sino que además es de los pocos trabajos a los que podemos tener acceso.

Como era de esperarse cuando se trata de uno de los grandes maestros del manga, al señor Ishinomori se le brinda total libertad creativa, y lamentablemente este respeto por su jerarquía termina jugando en contra ya que mina desde el planteamiento lo que pudo haber sido una fabulosa adaptación. Lo que quiero decir es que este manga no respeta el argumento natural del videojuego. Seguramente tras develar este importante elemento me voy a ganar la enemistad de muchos de ustedes por haber tenido 3 opciones y escoger aquella que rompe con la línea original de sucesos.

Entonces, lo primero que se debe tener en cuenta antes de acercarse a este manga, es precisamente olvidarse en la medida de lo posible de los fantasmas de estar ante una narración muy diferente a la ya conocida. Estoy seguro que si se dejan atrás posibles prejuicios se puede disfrutar en totalidad este tributo, que si algo de especial tiene es plasmar esa recurrente de los títulos de la saga en donde se mezcla de manera sublime un hermoso apartado visual con un despliegue técnico muy trabajado.

Nuestro entrañable héroe (Link) hace un particular arribo al palacio del este

Como sucede en la lectura de cualquier manga, el aspecto visual es el primer verdadero contacto que el lector tiene con la obra. Esto lo entiende muy bien el autor y lo primero que nos regala en esta incursión de A Link to the Past en la viñetas, es la amena sorpresa de ser un manga completamente a color. Desde muy temprano, Ishinomori, marca la tónica visual que a lo largo del manga se empleará para deleitar en todo momento nuestra pupila mediante una avalancha de colores. Y si de por si la sola idea de usar colores lo vuelve un manga diferente, la forma en que son empleados para recrear los vividos y contrastantes ambientes por los que se resuelve la historia, es verdaderamente de elogiar;  especialmente me han gustado las sombras y los destellos surgidos de los poderes mágicos.

Pero de poco serviría la extensa paleta de colores a no ser por el particular pero detallista trazo que se acentúa muy acertadamente en la reproducción de los ambientes y en los malvados enemigos que tantas veces enfrentamos. Otra particularidad que entraña la ilustración, es el diseño de personajes. Estamos acostumbrados a ver personajes de grandes y delineados ojos, con rostros angulosos enfatizando las facciones (especialmente las dramáticas), y de cuerpos muy definidos; no obstante este manga se escapa completamente de esos falsos cánones para mostrarnos un diseño más sencillo, ciertamente redondeado, que creo yo, fue formulado para hacerlo mucho más universal. A muchos podrá gustar, a otros no, pero en lo personal creo que el espectáculo visual es lo más interesante que ofrece este cómic.

Entrar a hablar de la historia y su narrativa, es entrar en terreno escabroso. Ya hemos especificado que la historia no sigue el sendero natural del juego, y sabiendo esto ¿ofrece verdaderamente algo interesante el argumento como para darse el tiempo de leerlo? Decir que si ofrece argumentalmente algo de bastante calidad sería un tanto engañoso; los elementos sorpresa, o más bien que difieren de la historia original, no están del todo mal, y mantiene la expectación en niveles aceptables. Y aunque sustentada en estos elementos la narrativa se presenta bastante interesante, con un empleo de las viñetas más allá de lo básico y genérico, la corta duración de la obra hace que el ritmo de la historia sea tremendamente frenético, lo cual no puede sino llevarnos a saltos cronológicos bastante importantes, que a mi parecer, y más que la divergencia con la historia natural, es lo que le resta brillo al manga. Estoy más que seguro que no soy el único que hubiera deseado un tiempo de lectura mucho mayor, en el cual se explorara casi en su totalidad los distintos pasajes que ofrece el videojuego, y nos dejara evocar aquellos momentos de la más noble afición.

En suma: no es un manga apto para acérrimos puristas sin ganas de permitir algún desvió en la historia, y aún para aquellos que se permitan leer el manga haciendo a un lado los contras, seguramente les dejará un sabor un tanto agridulce. No obstante, visualmente es una experiencia totalmente redonda y disfrutable.

Lo mejor:

  • La forma en que Ishinomori crea y emplea todo el conjunto visual para darle realce a los diferentes pasajes de la historia.
  • Poder disfrutar del trabajo del “rey del manga”.

Lo peor:

  • Ofrece una lectura tremendamente ágil, pero esto aunado a lo corto de la obra, lo único que hace acrecentar el hueco de satisfacción.
  • La línea argumental que sigue.
Anuncios
  1. 2012/08/02 en 8:25 AM

    Es posible que siendo objetivos, la versión de Ataru Cagiva sea la más correcta a la hora de adaptar este fantástico videojuego de Super Nintendo, pero a pesar de todo, a mi también me parece que este manga de Ishinomori es el más carismático. El autor se permite incluso incluir algún que otro personaje original, como el hada Epheremelda o el cameo de Jet Link (Cyborg 002), para amenizar la historia y aportar algo diferente a lo que los jugadores habían visto. Así que, en definitiva, es un manga que vale la pena leer siempre que se tome como un homenaje y no como un intento de adaptación.

    • 2012/08/02 en 12:59 PM

      Totalmente de acuerdo con lo que dices. Además, cualquiera de los 3 se disfruta especialmente en lo visual, ya que todos son estilos muy contrastantes.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: